El sueño americano continúa en caída libre

Imprimir
Glocalia

Estados Unidos tiene un "atraso deplorable" respecto de otras naciones ricas en materia de creación de oportunidades y posibilidades para sus ciudadanos, la esencia misma del llamado "sueño americano", según un estudio de Oxfam.

El inédito "Indicador de Estados Unidos: Informe de Desarrollo Humano 2008-2009" ofrece un análisis estadístico de numerosas variables vinculadas al bienestar de su población, socavado por cuestiones de género, raza, de estado e, incluso, de distritos electorales.

Una conclusión sorprendente del estudio es que Estados Unidos es el país que más gasta por habitante, 5,2 millones de dólares al día, y aun así sus ciudadanos viven menos tiempo que los de, virtualmente, cada una de las naciones de Europa occidental y nórdicas.

Además, este país tiene el mayor porcentaje de niños y niñas pobres en comparación con las naciones ricas.

En 1990, un índice de desarrollo humano mundial situó a Estados Unidos en primer lugar. Dieciocho años más tarde cayó al puesto número 12.

Estados Unidos no sólo está rezagado respecto de las naciones ricas, sino que tiene "enormes brechas" en materia de estándares y de calidad de vida entre los distintos estados, según el estudio divulgado el 16 de este mes por el capítulo local de la organización no gubernamental Oxfam, que es financiado por las fundaciones Rockefeller y Conrad Hilton.

"Algunos estadounidenses viven entre 30 y 50 años de atraso respecto de otros compatriotas en áreas que nos preocupan a todos como salud, educación y estándar de vida", subrayó una de las autoras del estudio Sarah Bird-Sharps.

Los habitantes del nororiental estado de Connecticut tienen una esperanza de vida promedio 30 años mayor que la de los del meridional estado de Mississippi. Ambos se sitúan a los extremos de ese indicador demográfico.

Una conclusión no tan sorprendente es que los hombres afro estadounidenses tienen el menor índice de desarrollo humanos de todos los grupos sociales estudiados. El de los de origen asiático está 50 puntos porcentuales por encima.

El meridional estado de Texas tiene un porcentaje de adultos sin certificado de estudios secundarios similar al de los años 70 en todo el país.

Las disparidades son tan grandes en el occidental estado de California que tiene los cinco distritos electorales con mejor puntaje y los cinco menores del país.

La investigación reúne una cantidad de datos que van desde factores sociales, políticos, económicos, ambiente, vivienda, transporte y otros, a fin de crear una instantánea de la calidad de vida del país.

La información servirá para que los ciudadanos tengan la posibilidad de ejercer presión a fin de obtener mejoras y permitir que organizaciones no gubernamentales, fundaciones y gobiernos locales concentren su asistencia en las áreas con mayores necesidades.

La idea de realizar un índice de desarrollo humano se inspiró en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que realiza uno similar cada año en todos los países del mundo.

"El Índice de Desarrollo Humano es único", explica el presidente de Oxfam, Raymond Offenheiser, "porque muestra los factores entrelazados que crean o niegan oportunidades y determinan opciones de vida".

"El análisis es especialmente revelador en lugares del golfo de México, donde trabajamos con 34 organizaciones", indicó.

"El estudio muestra con claridad las difíciles condiciones de vida que padecían los residentes de la zona aun antes de los huracanes de 2005, como el limitado acceso a la educación, bajos ingresos y menor esperanza de vida, y defiende una solución integral para lograr una recuperación", remarcó.

Los datos manejados permiten entender qué políticas públicas tuvieron éxito y deben ser emuladas y cuales no lograron cumplir con su objetivo.

"La información manejada en el estudio puede servir a mejorar las políticas exitosas y crear oportunidades en beneficio de las nuevas generaciones de estadounidenses", señaló el vicepresidente de la Fundación Rockefeller, Darren Walker.

Por su parte, el director de la Fundación Hilton, con sede en Los Ángeles, Steven Hilton, señaló que su abuelo, Conrad Hilton, encarnó el espíritu emprendedor y de oportunidades que caracterizó al "sueño americano".

Conrad Hilton, fallecido en 1949, fue el creador en 1919 de la cadena Hilton Hotels y en 1944 de la Fundación que lleva su nombre.

"Queda claro con este estudio que el sueño americano está en peligro", subrayó Steven Hilton.

El estudio de Oxfam fue publicado con apoyo de la Columbia University Press y el Consejo de Investigación en Ciencias Sociales.

http://asturbulla.org/index.php/temas/economia/52-el-sueno-americano-continua-en-caida-libre