El consumo y la producción se desploman

Un horizonte sin horizonte
InSurGente,.- Los españoles han bajado considerablemente sus niveles de consumo, por tanto, las empresas han dejado de producir. Además, el coste de las materias primas se ha disparado y elevado sobremanera el coste de producción. Todos los datos conducen al pesimismo. El último, el Indice General de Producción Industrial (IPI), que ha descendido un 9,5% en junio respecto al mismo mes del año anterior y un 9% al descontar los efectos de calendario, la mayor caída desde abril de 1993, cuando este índice retrocedió un 10,3% de acuerdo con la serie corregida de calendario elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es evidente que el santo y seña de una sociedad capitalista es el consumo, por tanto si esta pieza se resquebraja, la recesión y la crisis se traslada a los bolsillos y las mesas de los trabajadores. Mientras, el paro y el euribor siguen subiendo.

Según el destino económico de los bienes, las tasas de variación respecto al mismo mes del año anterior fueron del -9,6% para los bienes de consumo (-21,1% para los bienes de consumo duradero y -7,4% para los bienes de consumo no duraderos), del -10,8% para los bienes de equipo, del -12,6% para los bienes intermedios y del 1,8% para la energía.

Descontando los efectos de calendario, las tasas interanuales fueron del -8,9% para los bienes de consumo (-20,2% para los bienes de consumo duradero y -6,7% para los bienes de consumo no duradero), un -10,2% para los bienes de equipo, un -11,9% para los bienes intermedios y un 2,1% para la energía.

La tasa media del IPI descendió un 3,1% en el primer semestre del año respecto al mismo periodo del año anterior. Descontando los efectos de calendario, esta tasa media se situó en el -2,8%.

La evolución de la tasa media de la producción industrial atendiendo al destino económico de los bienes fue del -3,6% para los bienes de consumo (un -9,2% para los bienes de consumo duradero y un -2,6% para los bienes de consumo no duradero), del -1% para los bienes de equipo, del -6,1% para los bienes intermedios y del 3,5% para la energía.

Descontando los efectos de calendario, estas tasas medias de los seis primeros meses se situaron en un -3,2% para los bienes de consumo (un -8,8% para los bienes de consumo duradero y un -2,2% para los bienes de consumo no duradero), un -0,7% para los bienes de equipo, un -5,7% para los bienes intermedios y un 3,7% para la energía.

Las actividades que experimentaron las mayores subidas en la media durante el periodo enero-junio de 2008 fueron las de fabricación de material electrónico, de equipo y aparatos de radio, televisión y comunicaciones, con un 21,2%, y la fabricación de otro material de transporte, con un 8,6%.

Por el contrario, las que experimentaron los mayores descensos fueron fabricación de maquinas de oficina y equipos informáticos, con un -26,1%, y la industria de la madera y del corcho, excepto muebles, cestería y espartería, con un -16,6%.
Top