Cómo se puede aislar si vive con su familia en una habitación dentro de un piso compartido

La realidad detrás de los contagios en el sur de Madrid

 

Los datos revelan que los habitantes de estas zonas sufren mayor hacinamiento, tienen menos posibilidad de teletrabajar y, añaden los expertos, están más expuestas al virus. "Las autoridades pueden recomendar estar en casa pero si no se dan las condiciones para que puedas cumplirlo es un brindis al sol", dice un médico salubrista

 

Una sanitaria que –pongamos– se llama Marina descuelga el teléfono. Al otro lado responde un contacto de un caso sospechoso que debe guardar cuarentena. Admite que trabaja, pero que no quiere una baja médica. Gana dinero en negro. En la consulta de al lado otra enfermera telefonea a un paciente con PCR positiva. La persona que contesta, al oír las recomendaciones pregunta cómo se puede aislar si vive con su familia en una habitación dentro de un piso compartido. Son conversaciones reales que relata el personal del centro de salud de Las Calesas, la zona básica de salud con más incidencia de COVID-19 de toda la Comunidad de Madrid: 1.162 casos positivos por cada 100.000 habitantes en las dos últimas semanas.

El ambultario está en Usera, el distrito más golpeado de la ciudad, que ha pasado en una semana de diagnosticar 818 infectados en 14 días a 1.142. La tasa de incidencia ronda los 800 casos por cada 100.000 habitantes. Le siguen Puente de Vallecas –que ya alcanza los 1.842 positivos en las últimas dos semanas frente a los 1.099 notificados hace siete días–, Villaverde y Carabanchel, todos en el sur de la capital. Los datos de contagios en estas zonas empeoran a un ritmo vertiginoso con el paso de las semanas.

A sus habitantes, el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, les recomendaba este miércoles evitar salir de casa en la medida de lo posible, el mismo día que el número dos del Gobierno de Ayuso, Ignacio Aguado (Ciudadanos), daba la situación por "controlada". "Conviene no salir debido a los datos, hay que extremar las precauciones, que no son caprichosas sino que se hacen con la finalidad de parar ese incremento de contagios", aseguraba el regidor respaldando el mensaje lanzado la semana pasada por el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, para reducir los desplazamientos en el cinturón sur de la capital y también de la región. Municipios como Fuenlabrada o Parla también despuntan en malas cifras, junto a Alcobendas y San Sebastián de los Reyes (una excepción al norte).

Frente a las voces que afirmaban que la COVID-19 es una enfermedad que afecta a todos los ciudadanos por igual, los expertos alertan de que, como otras dolencias, el coronavirus tiene un "gradiente social" que ha dado la cara especialmente en la segunda ola epidémica porque los datos son más profusos y detallados. ¿Por qué la enfermedad ha atacado con más virulencia en el sur? "Las causas de que estas zonas tengan más COVID son estructurales: el trabajo, la vivienda y la exposición al virus, sobre todo", señala Manuel Franco, profesor de Epidemiología de la Universidad de Alcalá de Henares y de la Johns Hopkins. "En salud pública –continúa– hablamos del gradiente social para explicar por qué unas personas enferman y mueren antes que otras. Y la COVID no ha sido una excepción. Por eso es necesario un abordaje desigual".


Ver gráficos...

 

https://www.eldiario.es/madrid/realidad-detras-contagios-sur-madrid-preguntan-aislan-si-viven-habitacion_1_6183895.html

 
 
Top