Qué sabemos sobre la mortalidad que ha habido en España durante el primer verano de la pandemia

Los registros vuelven a hablar de 3.743 muertes 'de más' este verano, no todas directamente atribuibles a la COVID-19

 

El MoMo, el sistema de vigilancia de la mortalidad del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), ha vuelto a registrar un exceso de defunciones este verano, después del que se dio entre marzo y mayo. Para los dos meses completos de julio y agosto, según los datos analizados por elDiario.es del último informe publicado por el organismo, el exceso de defunciones subiría hasta los 3.739 personas, sobre todo en el grupo de edad de mayores de 74 años, y además la mortalidad se concentra más entre mujeres que entre hombres. La cifra es provisional, se reajusta diariamente, y queda lejos de la reflejada en los mismos documentos entre el 10 de marzo y el 9 de mayo, la primera ola de COVID-19 en España, cuando se registró un "exceso" de 43.556 muertes para las que no estábamos preparados

El total de muertes confirmadas por COVID-19 por el Ministerio de Sanidad entre el 1 julio y el 31 de agosto es 773. Aunque los contagios se hayan disparado, la mortalidad por COVID-19, al menos de momento, no ha crecido estos meses de 'segunda ola'. Por eso, muchos miembros del Partido Popular han utilizado este martes la información del MoMo para acusar al Gobierno de que el ISCIII, que depende de los Ministerios de Ciencia y de Sanidad, está desmintiendo las cifras que da diariamente el propio Ministerio de Sanidad en sus informes, aludiendo a esa diferencia entre los 752 muertos y el exceso total.
Top