Consigamos la libertad para Juana Ruiz

 

Juana te necesita para costear la asistencia legal que la defenderá en el juicio militar al que Israel la tiene sometida. Por favor, colabora con la familia Rishmawi

¿Qué sucede?

Este es un llamamiento a todas las personas u organizaciones que luchan por el cumplimiento de los Derechos Humanos entre ellos los del pueblo palestino, a que se sumen a esta petición de ayuda y consigamos entre todos costear los gastos legales para conseguir la liberación de la española retenida en una cárcel al norte de Israel, separada de su familia, de sus amigos, de su libertad, pues para la familia es un coste muy difícil de asimilar y entre todos podemos hacer frente a un buen trabajo legal ante semejante injusticia.

¿Por qué?

Juana Ruiz Sánchez es una ciudadana española que vive y trabaja en Palestina desde hace más de 35 años como Coordinadora de Proyectos en la organización sanitaria palestina Health Work Committees. Juana fue arbitrariamente detenida y encarcelada por el Estado Israelí en abril. Durante las primeras semanas Juana permaneció aislada en privación de su libertad sin cargo alguno contra ella.

 

La detención tuvo lugar el martes, 13 de abril de 2021, a las 5.45 de la mañana cuando se presentaron en casa de la familia de Juana, en la localidad cisjordana de Beith Sahur, cerca de Belén, más de 20 soldados israelíes fuertemente armados. Tras intimidar a Juana, a su esposo palestino y a su suegra que vive en el hogar familiar, se llevaron a Juana para interrogarla.

Previamente, en la madrugada del pasado 8 de marzo de 2021, el ejército israelí allanó la oficina central de Health Work Committees (HWC), la organización sanitaria en la que trabaja Juana, en la ciudad de Al Bireh, deteniendo a otros compañeros de Juana y llevándose equipos informáticos y documentación relacionada con el trabajo humanitario que HWC realiza en colaboración con organizaciones internacionales, entre ellas varias ONGs del Estado Español, y con fondos de donantes españoles.

La solidaridad nunca puede ser un delito. Juana es trabajadora humanitaria de la salud. Lucha cada día desde hace 3 décadas por garantizar la salud a mujeres palestinas y ahora permanece encarcelada y a la espera de un juicio militar. Juana no puede quedarse sola. Necesita sentirnos con ella. Y recuperar su libertad. A punto de jubilarse, Juana, ha construido una familia que la espera bajo el desasosiego y la desesperación. En compañía de amigos y amigas que aguardan cada día la vuelta de Juani, amiga inquebrantable y defensora de Derechos. Por favor, ayúdales a costear los gastos para conseguir su libertad.

¿Qué se necesita?

Se necesita apoyo económico para hacer frente a los costes de su defensa jurídica. Se trata de un coste alto que la familia no puede asumir sola y por eso pide ayuda a todas las personas o instituciones que puedan.

Se han solicitado los servicios a Avigdor Feldman, un despacho de Tel-Aviv (Israel). Los costes que se han presupuestado son de 50.000$ + el 17% de impuestos.

Todo el dinero recaudado será custodiado y transferido directamente a los abogados por parte de Fundación Kukumiku. Y por supuesto se publicará aquí tanto el pago como cualquier avance, noticia o novedad.

Adjuntamos el documento emitido por el abogado:

 

Si quieres donar, ingresa en este enlace

Nota aclarativa sobre la anterior campaña y su recaudación: 

Juana, semanas antes de ser encarcelada, lanzó a través de esta misma plataforma la campaña “Crowdfunding para sufragar los gastos ocasionados por la incursión de las fuerzas de ocupación en las oficinas de HWC” donde trabajaba. Las personas que colaboraron en aquella campaña, lo están haciendo ahora también, ya que ese dinero está siendo destinado a colaborar en la liberación de Juana. Si eres una de estas personas y quieres ampliar tu colaboración puedes volver a aportar aquí. Si deseas retirar la colaboración que hiciste en su momento no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el mail info@kukumiku.com y nos pondremos en marcha para llevar a cabo tu deseo. Gracias a todos.

¿Cómo puede haber sucedido?

Es fundamental poner el foco en que los proyectos financiados por la cooperación española no pueden tener ningún viso delictivo ya que la dicha cooperación, mayoritariamente pública, obliga a la realización de las actividades previstas y la justificación detallada de la financiación de los diferentes proyectos que se han llevado a cabo con nuestro apoyo.

La HWC ha realizado decenas de proyectos sanitarios y sociales con ayuda de la cooperación de nuestro país. Son actividades como llevar la prevención sanitaria a las aldeas de Cisjordania, vacunar a los niños y niñas de Jerusalén Este, que el Gobierno Israelí se ha negado sistemáticamente a vacunar, llevar la salud prenatal y natal a las mujeres de Cisjordania, realizar campañas de información y formación en innumerables cuestiones relacionada con la salud, con los hábitos sanitarios o con la prevención de las enfermedades más comunes en la zona, atender gratuitamente al 40% de sus pacientes en las 14 clínicas que tiene la HWC por el territorio bajo la Autoridad Palestina y otras actividades por el estilo que, difícilmente, podrían considerarse sospechosas de constituir ninguna clase de delito.

A pesar de su carácter humanitario y sanitario, o quizá precisamente por eso, la HWC está siendo atacada intermitentemente por el Estado de Israel en una política de represión, desgaste y desmantelamiento de las organizaciones de la sociedad civil palestina.

Y este es el punto de arranque. ¿Realmente la cooperación española y europea en Palestina está en riesgo? Sí. Repetimos alto y con convicción: la solidaridad nunca puede ser delito. Juana es trabajadora humanitaria. Israel criminaliza el trabajo humanitario en la persona de Juana Ruiz. Pero las personas que, como Juana, confiamos en la defensa de los derechos humanos y la libertad, estamos junto a ella hasta el final.

Por favor, súmate. La Familia Rishmawi nos necesita, ahora más que nunca.

http://causaarabeblog.blogspot.com/2021/07/consigamos-la-libertad-para-juana-ruiz.html

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *