El miedo ha cambiado de bando

Lo que ha sucedido éste sábado, 13 de mayo, con la constitución de los ayuntamientos, ha tenido escenas verdaderamente inimaginable hace tiempo, donde la calle ha vuelto a ser la protagonista. No sólo las instituciones se han abarrotado para la celebración de las correspondientes investiduras, sino las plazas, recordando aquel 13 de Abril de 1931, quedaron convertidas en una auténtica fiesta. Lo hemos visto en Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, La Coruña, Zamora, Oviedo, Mieres o Langreo… donde soplaban fuertes y granizados vientos de RUPTURA. ¿Quiénes eran aquellos agoreros que decían que la política no interesaba a la ciudadanía? ¡¡¡ Lo que no quiere la ciudadanía de bien es la corrupción, el nepotismo, el paro y las políticas neoliberales que recortan y eliminan las conquistas sociales arrancadas a sangre y fuego contra las fuerzas del poder financiero mundial, cuyos títeres en su condado de España no son otros que los mismos que aparecen uncidos por el yugo del bipartidismo PPSOE durante todo el periodo de la segunda restauración borbónica, mal llamada “modélica transición”!!!

 

Sin embargo, previamente a la contienda electoral hemos tenido ocasión de escuchar permanente y machaconamente los aullidos del MIEDO, siempre dirigidos hacia el “antiPODEMOS”, cuando acusaban a la actual alcaldesa de Madrid, MANUELA CARMENA, de tener sintonía con ETA – mucho antes, la campaña había sido dirigida contra Pablo Iglesias, el dirigente de PODEMOS, no PABLO IGLESIAS el fundador del PSOE secuestrado en Suresnes por las fuerzas aludidas del gran capital -, vinculando a ADA COLAU con BIN LADEN, cuando no lanzando un grito a la desesperada para formar gobiernos de “concentración” contra los que Esperanza Aguirre llamaba “extremistas” y Pedro Sánchez “populistas”.

 

Lisa y llanamente ha ocurrido que los que siempre ganaban no se acaban de creer lo que han perdido, y eso es el espectáculo al que hemos asistido en Gijón, cuyo protagonista principal ha sido el PSOE de Gijón que, atribuyéndose ser un partido de izquierda pretendía gobernar, sí o sí, con su vieja “muletilla” de Izquierda Unida en el ayuntamiento gijonés, con sus dos escaños ( 11.533 votos que se corresponde con el 10,7 por ciento) – 15 ayuntamientos de España donde IU fue la lista más votada, les sería arrebata la alcaldía por los pactos entre el PP y el PSOE -, y el apoyo de los seis escaños (29.750 votos que se corresponden con el 21 por ciento del total) de la candidatura de XIXÓN SÍ PUEDE. Además, después de que la candidatura del PSOE gijonés encabezada por “JOSECHU” hubiera cosechado la más estrepitosa derrota electoral de todo el reciente periodo llamado democrático (7 escaños y 35.105 votos, que se corresponden con el 24,8 por ciento), ¿ cómo es posible que el ayuntamiento de Gijón pase a depender de los acuerdos a que se llegase en el ayuntamiento de Oviedo, porque así lo decidiera el “apparatchiks” de la FSA-PSOE dirigida por el ciudadano de Somió JAVIER FERNÁNDEZ, en un planteamiento radical y grotescamente despreciativo hacia sus propios electores que, guste o no guste, han visto su voto sometido a una vulgar subasta ? ¿Puede hacerse uno, socio del Real Oviedo en segunda división, y ver los partidos del Sporting en la división de oro del fútbol español, por ejemplo?

 

Yendo al meollo de la cuestión, ¿cómo es posible que un PSOE en caída libre hacia la pasokización pueda insistir en seguir presentando, por muy hijo de carpintero que sea – yo soy fiu de un picador minero de carbón y me siento superorgulloso de mi padre y de su profesión, aunque haya sido víctima mortal del tercer grado de silicosis que le “regaló” la mina -, como candidato a un hombre que estaba sentado, por decisión del mismo “apparatchiks” aludido, en el mismísimo consejo de administración donde se permitió el megalatrocinio de 250 millones de euros, que supone el 25 por ciento de toda la corrupción de la Unión Europea en materia de subvenciones, que le puede llevar hasta los tribunales de la justicia, sin descartar alojamiento gratuito en Villabona ?

 

¿Cómo se pretende volver a coger el bastón de mando en un ayuntamiento que ha visto anulado definitivamente su propio Plan Urbanístico 2011 por sentencia del mismísimo Tribunal Supremo, por un “quebranto del principio de participación ciudadana en la elaboración del Plan”, todo él plagado de todo tipo de irregularidades, sin el cual no se puede mover un ladrillo dentro de un municipio que había ocupado un lugar destacadísimo en el ranking de la corrupción urbanística española?

 

¿Acaso pensáis que una gran mayoría del pueblo de Gijón ha olvidado el encarcelamiento de seis años y medio de los dirigentes sindicales de la Corriente Sindical de Izquierda (CSI), CANDIDO y MORALA, por denuncia de la alcaldesa del PSOE en el ayuntamiento Gijón María Paz Fernández FELGUEROSO, apoyada por la “muletilla” del concejal de IU y extrabajador del naval Jesús Estrada “CHURRUCA”, cuando defendían los puestos de trabajo en los astilleros, sitos en los terrenos donde PROGREA construyó los lujosos pisos del edificio “Barco” donde, por cierto compraron varios dirigentes de UGT y PSOE, entre ellos, la segunda en la lista del PSOE gijonés y “jefa” de los servicios jurídicos de UGT-ASTURIAS Marina PINEDA?

 

Sí, Aurelio MARTIN, claro que estoy hablando de PROGREA, el grupo inmobiliario creado en Zaragoza por Izquierda Unida y el Partido Comunista de España a través de la Fundación de Investigaciones Marxistas, que promocionó los famosos “Edificios-Barco”, con los que se iniciaba en Gijón la urbanización de la playa de Poniente, siendo alcalde de Gijón el exsecretario general del PCA ALVAREZ ARECES, gracias al sólido y estable pacto municipal establecido en el ayuntamiento de Gijón por el entonces coordinador general de IU y actual senador Jesús IGLESIAS.

 

¿Ya hemos olvidado que el PSOE es el partido de la bomba flotante de gas instalada en EL MUSEL; de la “MAREA RIOPODRENSE”, con sus jamones de cinco jotas colgados de la ROLDANA; de la ZALIA; del HUCA, de la VARIANTE PAJARES, del VILLAMOCHO…, el mismo partido que iba a volver a entronizar en Oviedo al partido del CAGATRAVA, de MAGDALENA VILLA, del CINTURÓN VERDE, del ASTURCÓN, no el Asturcón de CAJASTUR, que también…, una entronización evitada por la generosidad de PODEMOS que ha dejado al PSOE de Somió con el “culo al aire” y la boca cerrada para que no le caiga nada ella mientras siga mostrando su desnudez trasera.

 

Escribía hace unos días en este mismo diario que “la primavera olía a cambio”, y hoy me ratifico en mis afirmaciones realizando los máximos esfuerzos en la constitución de las candidaturas de UNIDAD POPULAR en las próximas elecciones generales de noviembre de 2015, siempre que Rajoy no las adelante, dejando muy claro por mi parte que, cuando escribo de UNIDAD POPULAR estoy hablando de una ferramienta política para transformar la sociedad, dejando más claro aún, si cabe, que la UNIDAD POPULAR no consiste exclusivamente en una nueva marca electoral, sino en algo mucho más amplio como la defensa de los servicios públicos, las huelgas generales o las movilizaciones populares para detener los desahucios, sin olvidar la lucha político-sindical contra el paro. A modo de conclusión, lo que nos jugamos en noviembre de 2015 es nada más y nada menos que el futuro de la próxima generación, porque para PODEMOS lo importante son las gentes no los sillones. ¡¡¡ A POR ELLOS!!!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *