El reciente anuncio oficial del Presidente Sánchez sobre la remodelación del Gobierno, reafirma y empodera a los responsables actuales en materia económica: Calviño, Montero y al ínclito Escrivá.

Al mantener a Escrivá al frente de la cartera de Seguridad Social, Pedro Sánchez expresa de forma explícita  e inequívoca su total apoyo a las medidas impulsadas por Escrivá, en dirección hacia un Recorte de las Pensiones y en un ataque despiadado a la generación denominada baby boomers (nacidos desde  mediados de los 50 y hasta mediados de los 70). Esta generación es la que más ha contribuido al bienestar social de este país con su trabajo, cotizaciones a la Seguridad Social y pago de impuestos a Hacienda
Como un limón, han sido exprimidos durante muchos años y ahora, cuando llegan al final de su vida laboral, los pretenden “tirar a la basura”, anunciando recortes en sus Pensiones.
Los baby boomers han sido la auténtica “gallina de los huevos de oro” para la Seguridad Social. Ahora, como dice el Ministro, somos simplemente un “problema coyuntural”. ¡Desvergüenza!

El Gobierno en pleno, encabezado por su Presidente Sánchez y el Ministro Escrivá son responsables. El silencio es cómplice del delito. No se olvidará. La historia les juzgará.

El primer Acuerdo de la mesa de diálogo social, sobre la Reforma (recortes) de las Pensiones, firmado la semana pasada, ha sido rechazado por la inmensa mayoría del movimiento de Pensionistas. Por cierto, ninguna asociación de Pensionistas fue invitada a participar en esa mesa de diálogo. Increíble!! Parece que pretenden hacer ver desde el Gobierno que UGT y CC.OO si que representan a los Pensionistas. Pues no, ¡NO nos representan!