Entrevista con Secretario General del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP)

Patriotismo unificado y estrategia nacional integral nos acercarán a la victoria. (Naif Hawatmeh).


 

 

Palestina ha hecho temer seriamente a la entidad israelí, he tenido la ocasión de entrevistar a un eminente representante del heroico pueblo . Hablamos del momento por el que se está pasando, y de la estrategia en pos de los objetivos que hacen a una nación independiente, libre y soberana.

Señor Naif Hawatmeh, le saludo en nombre de numerosos amigos palestinos e internacionalistas. Aun recuerdo que hace unos años tuvimos un pequeño encuentro para otra entrevista, y me alegra verle de nuevo y de pie en pleno combate al sionazismo.

1 – Señor Naif Hawatmeh, tras la última batalla con el régimen imperialista pidiendo un alto el fuego, ¿qué tiene que decir al pueblo palestino tras los 11 días de guerra que ha sufrido? ¿qué tarea hay que acometer de inmediato?

Responde el Secretario General FDLP, Naif Hawatmeh: Quiero hacer llegar a nuestro pueblo mis más calurosos saludos de victoria y firmeza. Su resistencia ha ofrecido al mundo entero las más elevadas imágenes de lucha y unidad, con ella ha engrandecido aun más la causa de Palestina, nuestra querida patria. La siguiente etapa debería acercarnos al momento de la victoria sobre la ocupación.

2 – ¿Cuál es su valoración del momento actual?

N. Hawatmeh: Nuestra victoria y firmeza han vuelto a imponer nuestra causa, por la fuerza, en la agenda de la comunidad internacional, no considerándola una cuestión de ayuda humanitaria o solo de derechos humanos, sino más bien la cuestión de un pueblo vivo, que tiene el pleno derecho a la autodeterminación en su territorio y a la posesión de su soberanía estatal plenamente independiente con Jerusalén su capital, y la derrota de la ocupación y el derecho de sus niños refugiados al retorno a sus casas y tierras, según la Resolución 194, que les garantiza el derecho a regresar a los hogares y propiedades de las que fueron desplazados desde 1948.

3 – ¿Ve usted asegurado el futuro de libertad para Palestina?

N. Hawatmeh: Con nuestra victoria, firmeza y unidad, pasamos la página de la humillación y ganamos la simpatía de los pueblos e impusimos nuestra voluntad a la alianza estadounidense-israelí, obligamos a Washington a buscar una forma de detener la agresión. Así se ha revelado que Estados Unidos no tiene una solución para nuestra causa, y que sus declaraciones sobre la “solución de dos estados”, no es más que cortina de humo para esconder los fundamentos de lo que el imperialismo llama Acuerdo del siglo, levantado por la anterior administración de Trump Netanyahu, que empezó por reconocer a Jerusalén como la capital de Israel. Observe que Biden ni ha trasladado su embajada de ella, ni ha interferido para detener el asentamiento y la anexión, sino que ha continuado con todo descaro, apoyando la actual agresión. Se llena la boca diciendo que considera “el derecho de Israel a defenderse”, y no reconoce este derecho para nuestro pueblo, y continúa apoyando militarmente a Israel con millones de dólares, y lo apoyan en el Consejo de Seguridad y otros foros internacionales.

4 – ¿Dónde nos encontramos en el pulso internacional?

N. Hawatmeh: Hemos hecho caer las ilusiones que estaban en sus cabezas, sus errores de cálculo, sus miserables negociaciones patrocinadas por el Cuarteto Internacional que hacían de nuestro caso una cuestión de solo bienes raíces, no contaban más que con la solución estadounidense. Un israelí que no va más allá de los límites del gobierno autoadministrativo lo llama falsamente la “solución de dos Estados”.

Nuestro pueblo y su valiente resistencia, en la Franja de Gaza, Jerusalén, la Ribera Occidental palestina y las regiones de la Diáspora, han hecho nuevos sacrificios, míticos en su significado heroico. Han combatido en cada línea nuestros derechos en esta etapa, el derecho a la autodeterminación, la independencia y el retorno.

Sobre la base de esta firmeza, esta gran e histórica victoria, y estos preciosos sacrificios que no se pueden valorar porque no tienen precio, afirmamos nuestra voluntad de continuar la lucha con todos los métodos militantes para alcanzar nuestras metas. En este contexto, destacamos la necesidad de volver a presentar nuestra unidad nacional en su forma combativa iniciando la implementación de las decisiones del Consejo Nacional, los Consejos Centrales y el Comité Ejecutivo, con el fin de romper el Acuerdo de Oslo, sus restricciones, su compromiso y sus derechos humillantes, y trabajar para implementar los resultados de la reunión de Secretarios Generales del 3 de septiembre, con una rápida formación liderada por el Patriotismo unificado, para perpetuar el enfrentamiento en el campo con las fuerzas de ocupación y las bandas de colonos. Hay que formular una estrategia nacional integral para la próxima etapa, la que nos llevará al momento de la próxima victoria, la de los legítimos derechos nacionales.

5 – ¿Cuál es el problema para articular esa unidad de vanguardia?

N. Hawatmeh: Es urgente el inicio de un diálogo nacional para reconstruir la OLP, sus instituciones legislativas y ejecutivas, para sacarla de la recesión fatal y restaurarla a su posición de lucha, como el único y legítimo representante de nuestro pueblo como protagonista de su lucha nacional, en el marco de un programa inclusivo, contando con todas las energías, protegido por los brazos de los combatientes, el pecho de los hijos del levantamiento, y la cohesión de nuestro pueblo en la diáspora.

Es preciso agudizar nuestra visión, hacerla más profunda, traerla creciendo con la situación nacional desde aquel 1948, nos alientan quienes nunca dejaron de participar en la lucha en defensa de sus derechos nacionales y sociales frente al sistema legal sionista y al gobierno israelí.

Nuestra gente ha avanzado en la batalla y ya no se retirará de esta posición.

6 – Ha habido quien ha dicho que es una guerra civil, y Netanyahu ha declarado que es una rebelión contra las leyes ¿qué le parece a usted?

N. Hawatmeh: Es una revolución del pueblo en una batalla fatídica para preservar su identidad nacional, su entidad política y su filiación nacional, salvaguardar su tierra y enfrentar los intentos de disolverlo y marginarlo o excluirlo de la vida.

Debemos salvaguardar la unidad de nuestro pueblo en todas partes y perpetuar la cohesión de la lucha entre sus regiones y sus fuerzas, en Jerusalén, la capital del Estado de Palestina, en Cisjordania palestina, Gaza y la diáspora, y las regiones del 48.

La sangre de los mártires, los heridos y los prisioneros, es sangre preciosa que nosotros no desperdiciaremos ni en un solo punto, el dolor de las familias de los mártires y los heridos es todo nuestro sufrimiento, y sus problemas y sus derechos son los nuestros. Y la reconstrucción de lo destruido por la agresión está al frente de nuestras preocupaciones nacionales, por la eternidad de los mártires, la pronta recuperación de los heridos, la libertad de los prisioneros. Hacemos nuestra la lucha en las trincheras, en los túneles y detrás de las barricadas, y en los hospitales y equipos de ambulancia, abrazamos a quienes combaten con nosotros desde los medios de comunicación y a todos los que avanzaron para ocupar su lugar en la batalla, la heroica batalla de la “Espada de Jerusalén” que infligió la derrota a los “ladrones de murallas”.

7 – Señor Naif Hawatmeh, Secretario General del Frente Democrático para la Liberación de Palestina, muchas gracias por sus palabras. Reciba mi abrazo solidario internacionalista y transmítalo al querido pueblo de Palestina.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *