La CIA logró evacuar de Kabul al menos un millar de sus colaboradores afganos, miembros de las ‎unidades de «contrainsurgencia» de la Khost Protection Force y de la Dirección Nacional de ‎Seguridad, entidades afganas que operaban al servicio de Estados Unidos ‎

Pero esos elementos no salieron de Afganistán desde el ahora célebre aeropuerto Hamid Karzai ‎de Kabul sino que fueron concentrados secretamente en la base Eagle (Eagle Base) y desde allí ‎fueron trasladados a Qatar, donde se mezclaron con la masa de refugiados. Algunos fueron ‎enviados después a países de la Unión Europea, que desconocen los antecedentes de esos ‎colaboradores de la CIA –las torturas y asesinatos que cometieron muchos de ellos ‎los convierten incluso en criminales de guerra. ‎

Al abandonar Afganistán, la CIA voló Eagle Base para eliminar todo indicio del paso de sus ‎colaboradores afganos por esa instalación.