LA VOZ DE ASTURIAS pone fin a 89 años de periodismo y servicio a todos los asturianos

Una de las primeras portadas de La Voz, junto a la última

 

La histórica cabecera, fundada en 1923 por José Tartiere Lenegre, cierra tras casi un siglo de compromiso con el desarrollo del Principado y con los valores de tolerancia, libertad y progreso social y económico.

El concurso de acreedores declarado por Mediapubli el pasado 11 de enero no ha permitido la supervivencia del diario, pese al compromiso de la plantilla con la información de calidad, dada la difícil coyuntura económica mundial y la crisis estructural de los medios de comunicación.

LA VOZ DE ASTURIAS ha puesto hoy, 19 de abril de 2012, punto final a 89 años de historia de periodismo y de servicio a los asturianos. El diario fundado por José Tartiere Lenegre y que salió a la calle el 23 de abril de 1923 ha sido un símbolo de la Asturias del siglo XX y de la primera década de la presente centuria. El diario ha contado en estas nueve décadas con la fidelidad de los lectores asturianos, ratificada en el último Estudio General de Medios (EGM) como el periódico regional con mayor incremento de lectores en el primer trimestre de este año. Pese a la caída general de lectores de prensa escrita en el Principado, 20.000 menos de enero a abril de 2012 en relación al mismo periodo del ejercicio anterior, LA VOZ DE ASTURIAS incorporó a 14.000 seguidores más, la mayor subida de la prensa que se distribuye en la región.

Este aumento se produce pese a que Mediapubli, propietaria de LA VOZ DE ASTURIAS desde marzo de 2010, declaró el pasado 11 de enero un concurso voluntario de acreedores para encarar la profunda crisis que atraviesa la prensa escrita y el desplome de los ingresos publicitarios, fruto de la grave recesión de la economía española y mundial.

Pese al compromiso manifestado día a día por nuestros lectores, anunciantes y trabajadores del diario, LA VOZ DE ASTURIAS no ha podido superar el proceso concursal. Las negociaciones seguidas con potenciales inversores no fueron suficientes para satisfacer las exigencias del Administrador Concursal, que desde el principio se marcó como objetivo la viabilidad de una cabecera histórica y clave en la sociedad asturiana.

LA VOZ DE ASTURIAS ha sido un referente en sus 89 años de vida. La historia del Principado durante las últimas diez décadas no se explica sin la contribución de este diario a la convivencia y al desarrollo de la región. Entre sus señas de identidad está su vocación asturianista, el pluralismo como un compromiso real con todos los ciudadanos y su apuesta inequívoca por la convivencia y el progreso social y económico.

La desaparición de LA VOZ DE ASTURIAS es una mala noticia para todos los asturianos. Primero para sus lectores y trabajadores, que han mantenido su lealtad y compromiso hasta el último momento. También es un hecho muy negativo para la sociedad asturiana, que pierde uno de sus rasgos de identidad más significativos. Pero la mayor pérdida es para la pluralidad y la libertad, ya que LA VOZ DE ASTURIAS ha sido desde su fundación un símbolo verdadero del liberalismo y del progresismo. A partir de mañana, miles de asturianos se sentirán un poco más huérfanos por la ausencia de los quioscos y de internet de LA VOZ DE ASTURIAS.

En estos momentos difíciles, la dirección y los trabajadores de LA VOZ DE ASTURIAS, incluidos todas las generaciones de grandes profesionales que forman parte de la historia del diario, quieren mostrar el agradecimiento de los miles de lectores, sin los cuales esta aventura de casi un siglo hubiese sido imposible.

Desde LA VOZ DE ASTURIAS sólo queda expresar el deseo de que la libertad de prensa, la pluralidad y la convivencia perviva gracias a otros medios de comunicación que compartan estos mismos valores defendidos durante nueve décadas. 

Fin de toda una vida

 

Juan Carlos Cuesta. LVA

Juan Carlos Cuesta

Hoy es un mal día en esta redacción. Hoy ponemos fin a 89 años de historia escrita en Asturias en uno de los medios más plurales y completos de esta tierra. 89 años de digna existencia que no han podido atravesar el bache tan profundo en el que se encontraba la cabecera después de una etapa de incertidumbres.

Se han tocado todos los resortes posibles, se han abierto todos los puntos de encuentro necesarios para que esta triste realidad fuese un mal suceso contado en nuestras páginas. Pero fue imposible. Unos pedían el cielo y otros, que bajaban a la tierra, no tenían fuelle suficiente como para conseguir darle la vuelta a un estado complicado. La caja quebró y fue imposible responder a los deseos de nuestra plantilla, ante los que hay que rendir el más sincero de los homenajes. Los trabajadores de LA VOZ DE ASTURIAS son el mejor ejemplo de compromiso con esta casa, han estado a la altura en todo momento respondiendo día a día al devenir de un momento que se estuvo a punto de salvar.

Nos queda el sabor amargo de no haber podido movilizar a esa parte de la sociedad que, en las últimas horas, se ha posicionado a nuestro lado. No fue suficiente incluso con los compañeros de profesión que estuvieron dispuestos a darlo todo hasta el último momento. A todos hay que darles las gracias y nuestro más sincero reconocimiento.

Habrá tiempo para analizar lo que ha pasado en tantos años. Hoy no puedo más que estar al lado de las personas que hace unos minutos acordaban que mañana no salíamos a la calle. Hay que comprender el enorme sacrificio planteado hasta el último minuto. La historia se escribe con renglones torcidos y el nuestro lleva letras de tanta confianza en el futuro como desesperanza en el presente.

Gracias a nuestros lectores, a los que habéis estado a nuestro lado y nos habéis ayudado a llegar hasta esta orilla. Los motivos son conocidos. La crisis ha pasado una enorme factura, la pérdida de ingresos ha sido constante y la venta en el quiosco también ha sufrido estos malos augurios.

Hoy no salen las palabras, hoy sólo queda el rincón de la tristeza para recordar a todos los trabajadores. Muchas gracias y hasta siempre.

 

Los trabajadores de LA VOZ DE ASTURIAS, y todas las personas que hacen posible que el periódico salga a la calle todos los días, hemos conocido hoy la decisión del cese de actividad de este diario tras 89 años de trayectoria. Lamentamos profundamente esta decisión que ha sido tomada muy a nuestro pesar. Hemos estado luchando hasta el final porque esta situación no se produjera con nuestra implicación personal en el proyecto. No nos hemos sentido solos porque, justo hasta el final, la sociedad asturiana ha reiterado sus muestras de apoyo. En especial, es justo reconocer aquí la solidaridad que, en las últimas y difíciles horas, nos han transmitido los lectores y la Asociación de la Prensa de Oviedo. Muchas gracias.

Pero no ha podido ser. Todas las personas que aportan su esfuerzo a la tarea diaria de armar este periódico, ya estén dentro de la plantilla u ofrezcan su colaboración desde el exterior, sentimos en el alma este desenlace. No pensamos en este momento en las historias personales que todo cierre empresarial deja detrás. En España, por desgracia, abundan en este momento. Las nuestras no son más importantes, pero sí creemos firmemente que el cierre de un periódico empobrece a una sociedad que pierde una forma de mirar la realidad.

Se quedan en el tintero muchas historias inacabadas de la actualidad del Principado de Asturias que nos gustaría haber podido contar. Poco queda que añadir, salvo expresar un agradecimiento enorme a todos los predecesores de esta redacción, los periodistas que día a día, durante casi 90 años, han puesto su curiosidad, su talento y su ingenio al servicio de construir una región más plural, más comprometida y más libre. Sin ellos las hemerotecas quedarían incompletas.

Es el momento de despedirse. Aunque la empresa editora había sugerido lanzar tres números más del diario, los trabajadores hemos rechazado esta posibilidad, por lo que el periódico de hoy, jueves 19 de abril, es el último ejemplar de LA VOZ DE ASTURIAS que llega a los quioscos y se difunde en internet. Esperamos que, de alguna manera, en el futuro resulte posible el reencuentro con los lectores.

La Voz de Asturias

http://www.lavozdeasturias.es/

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *