¿Qué queda del 15M después de una década? Es la pregunta protagonista durante estos días en los programas de televisión. Los tertulianos se dedican a exponer sesudas reflexiones sobre el surgimiento de Podemos, la indignación ciudadana por un sistema que les daba la espalda, el fin del bipartidismo e incluso, los más atrevidos, se aventuran a relacionar aquel estallido de las plazas con el nacimiento de nuevos partidos como Ciudadanos.

El presente nos demuestra qué poco queda de aquellos días. Tan solo imágenes y recuerdos lejanos que copan horas de tertulias y nostalgias de quienes vivimos aquellos días como el fin de una era y el inicio de un nuevo mundo incierto y emocionante. El clamor en las plazas, en aquellos días de incipiente primavera donde todo brillaba un poco más, diez años después, se ha convertido en una imagen apocalíptica de plazas casi vacías donde personas con mascarillas deambulan de un lado a otro. Quizás lo que no imaginamos aquellas noches en las plazas es que tras una década nada cambiaría y que lo único que nos traería el porvenir era una pandemia mundial y meses de confinamiento. La paradoja de la transformación que pudo ser y no fue.

Echando la vista hacia atrás, nos encontramos numerosas fotos de la Puerta del Sol en Madrid y pocas imágenes de las plazas de provincias en donde el 15M ocupó también las calles principales de la ciudad. Las fotografías de este número tienen Vigo como escenario, en los primeros días de movilización en los que cada día la plaza de La farola se llenaba de personas convocadas a las asambleas ciudadanas y de coordinación. En estos días, este céntrico espacio fue amueblado, incorporando un pequeño cubículo donde colocar sillas, documentos y libros, además de todo tipo de cartelería que incidía en que el problema no era solo la calidad democrática, sino el sistema capitalista.

El mismo día en el que escribo este texto pasé de nuevo por esa plaza, diez años después. Un lluvioso sábado de mayo, en esta época pandémica, en donde la ilusión y las proclamas han sido substituidas por un vacío con mascarillas.

Mariña Testas

 

229252 10150190041971194 3596415 n

228008 10150188687686194 1991721 n

250369 10150188517541194 537364 n 1

247434 10150188545681194 1350136 n

7191562908 3a7553ceae o

7316010210 beae500c4f o