‎Foto: Encuentro Cumbre de los “Cinco Ojos”, realizado en California (Estados Unidos) en 2019 ‎‎(Foto: Derechos reservados).

Estados Unidos, líder de la red de intersección y espionaje de las comunicaciones internacionales ‎denominada “Cinco Ojos”, en referencia a los cinco países que la componen ‎‎–Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y el propio Estados Unidos– quiere incluir más ‎países en esa alianza del espionaje internacional anglosajón. ‎

A raíz de la firma de la Carta del Atlántico –en 1941–, Estados Unidos y el Reino Unido crearon un ‎sistema de intercepción de las comunicaciones de los países del Eje. Pero en 1946 perennizaron ‎esa red de espionaje con la firma del UKUSA Agreement. En 1948, incorporaron a Canadá y ‎en 1956 incorporaron también a Australia y Nueva Zelanda, completando así la actual red de ‎espionaje de las comunicaciones internacionales denominada «Five Eyes» o “Cinco Ojos”. ‎

Seguidamente empezaron a apoyarse también en un segundo círculo de países –Dinamarca, ‎Francia, Noruega y los Países Bajos– que no participan en condiciones de igualdad. Más tarde ‎establecieron un tercer círculo, con Alemania, Bélgica, España, Italia y Suecia, y ‎luego un cuarto círculo con participaciones menos frecuentes de Corea del Sur, Israel, Japón y ‎Singapur. ‎

Hoy en día, para poder interceptar y espiar todas las comunicaciones en Rusia y China, el Comité ‎de la Cámara de Representantes de Estados Unidos para las fuerzas armadas está proponiendo ‎elevar “el rango” de Alemania, Corea del Sur, la India y Japón. Los “Cinco Ojos” se convertirían ‎así en “Nueve Ojos”. ‎

La estructura de ese aparato de espionaje de las telecomunicaciones internacionales se conoce ‎a raíz de las revelaciones del especialista estadounidense Edward Snowden, quien hoy reside ‎en Rusia como refugiado político. ‎

Edward Snowden reveló que Estados Unidos utiliza los “Cinco Ojos” no sólo para espiar potencias ‎extranjeras sino también para espiar a sus propios ciudadanos. Snowden reveló en su momento la ‎existencia de 5 programas:‎

  • Prism, para la intercepción de las comunicaciones vía internet, con la complicidad de los ‎principales proveedores de acceso;‎
  • Tempora, para la intercepción de las comunicaciones que pasan por cables submarinos;‎
  • Muscular, para la vigilancia sobre las transferencias internacionales de bases de datos;‎
  • Stateroom, para la vigilancia sobre las comunicaciones locales desde embajadas y consulados, ‎lo cual viola la Convención de Viena sobre las relaciones y sedes diplomáticas;‎
  • XKeyscore, para la captación y tratamiento de datos globales. ‎

‎“Cinco Ojos” no es un sistema de espionaje de carácter nacional sino de envergadura ‎supranacional ya que no obedece las leyes ni las constituciones de los cinco países miembros. ‎Aunque todo el mundo cree lo contrario, los ciudadanos de los países miembros de los ‎‎“Cinco Ojos” son actualmente los pueblos más vigilados del mundo, mucho más que las ‎poblaciones de Rusia y China.‎

 

https://www.voltairenet.org/article213981.html