«Seguiré en el colegio. No estaré liberado y no cobraré ni un euro del Ayuntamiento»

Mario Suárez del Fueyo, ayer, en la plaza de San Miguel antes de la entrevista

 

    Mario Suárez del Fueyo, concejal de Xixón Sí Puede
    «Queremos que ninguna persona desahuciada se quede en la calle y que este verano no haya niños sin la debida alimentación»

Aún desconoce si asumirá la portavocía de su grupo, pues pese a ser cabeza de lista también esto está abierto a discusión. Sin embargo, Mario Suárez no duda en dar la cara por Xixón Sí Puede para defender la postura de sus seis concejales en el pleno de investidura. Promete que la formación se esforzará desde el primer momento «en demostrar que estamos con la ciudadanía y no en otro lugar».

– ¿Es mejor una alcaldesa de Foro que un alcalde del PSOE?

No es ni mejor ni peor. Es la decisión que tomó la ciudadanía. El resultado de las elecciones fue el que fue y el resultado de las conversaciones que hubo también.

– José María Pérez les acusa de justificar con «razones falsas» su decisión de no apoyar su investidura.

No hay razones falsas. Las razones están en las hemerotecas y en la política que ha desarrollado la FSA en Asturias. Desde el primer momento dijimos que Xixón Sí Puede plantea una nueva política que pasa por la lucha implacable contra la corrupción, la transparencia y la austeridad en el ejercicio del cargo político. Son elementos que siempre estuvieron sobre la mesa. Estuvimos esperando un gesto del PSOE, que pasaba por mostrar firmeza contra la corrupción. Pero no se produjo. Tampoco hubo ningún gesto a favor de la contención en los sueldos. Y sobre otro tema importante, el PGO, mostraban ambigüedad. Además les pedíamos explicaciones sobre asuntos como la situación de la EMA y las cocheras de EMTUSA.

«No hubo ni rencores ni influencias extrañas. Solo pedimos un gesto contra la corrupción»

– El candidato socialista asegura que en las reuniones nunca le relacionaron con «sombras de corrupción».

No lo planteamos frontalmente, porque si no se produciría una ruptura inmediata. Pero desde el minuto uno sí le reclamamos un gesto, que era aceptar que ante la imputación por corrupción un concejal debía dimitir.

– ¿Y hasta qué punto ven «sombras» en José María Pérez?

Me niego a personalizar en José María Pérez. Cuando hablamos de que existen esas sombras nos referimos a un partido, a la FSA. Lo que preguntamos es qué haría el candidato socialista si era imputado.

– Él acusa a Podemos de crear esas sombras antes de las elecciones.

Podemos lo que hizo fue recoger la apertura de una investigación de la Audiencia Nacional, que imputaba a dos directores nombrados por el PSOE.

En lo que respecta al salario, en la reunión abierta a los medios Pérez llegó a decir que su sueldo le importaba «un pito».

Sí, pero nunca dijo que firmaba el tope de 1.950 euros y siempre lo quiso vincular a los funcionarios de la misma categoría.

– ¿Por qué si no les servía un alcalde socialista para todo el mandato sí daban su visto bueno a una Alcaldía rotatoria?

Lo que dijimos es que esa salida, que conocimos a través de los medios, se valoraría. Pero no podíamos aceptarla sin consultarlo antes. Aunque Eduardo Campomanes dijo en un primer instante que nos valía, fue fruto de nuestra inexperiencia y porque la propuesta nos sorprendió en la reunión. Pero no era una posición avalada por ningún órgano de Xixón Sí Puede.

Dio la sensación de que había una predisposición a rechazar cualquier acuerdo con el PSOE.

El consejo ciudadano de Podemos ya dijo desde el primer momento que no íbamos a entrar en un gobierno del PSOE ni de Foro que no estuviera encabezado por Xixón Sí Puede. También se pronunciaron en contra de ese acuerdo la asamblea de Equo y la de Podemos. Y por último la consulta ciudadana remarcó esa posición.

– ¿Entiende las críticas que hubo a esa consulta?

No. Había una pregunta clara y transparente, sin trampas. Fuimos generosos y pusimos dos opciones de a quién apoyar en la investidura. Y participó quien quiso participar. Es paradójico que al día siguiente la FSA, en su juego de cromos y su chantaje permanente a la ciudadanía de Gijón y de Oviedo, hizo un remedo de ese referéndum, intentando repetir la consulta de Xixón Sí Puede con una pregunta similar pero solo entre las doscientas personas de su comité autonómico.

Una decisión autónoma

– ¿Ha jugado algún papel en todo este proceso la dirección nacional de Podemos?

No. Ni desde Podemos estatal ni desde el regional hubo la más mínima insinuación sobre qué posición era la más adecuada. Hubo un respeto absoluto a la postura de Xixón Sí Puede, que es una candidatura autónoma. Sabemos que Pedro Sánchez le preguntó por Gijón a Pablo Iglesias, pero en ningún momento Pablo Iglesias contactó con nosotros. Emilio León le transmitió a la dirección nacional que la decisión se tomaría en una consulta ciudadana y punto.

– ¿Y hasta qué punto han influido actores como la CSI?

En Xixón Sí Puede y en Podemos hay gente de la CSI, como la hay de otros sindicatos y movimientos sociales. Pero no se puede decir que la CSI tenga influencia de ningún tipo en la candidatura. Aquí había un debate político, que era si queríamos cambio o continuidad. Y desde el primer momento dije que el cambio en Gijón no lo representaban ni José María Pérez ni Carmen Moriyón. Pero cuando a alguien no le valen los argumentos políticos en los que basamos nuestra postura, trata de introducir elementos colaterales y habla de rencores, de pasar facturas del pasado… Aquí no hay ni rencores ni influencias extrañas. Todo es tan sencillo como que pedíamos un gesto contra la corrupción que no hubo.

«A la FSA en su cuenta de resultados lo único que le importaba era el cambio de cromos»

La FSA interpreta que Somos Oviedo, con su apoyo a Wenceslao López, «enmendó el error» de Gijón…

A la FSA en su cuenta de resultados lo único que le importaba era cambiar el cromo de Gijón por Oviedo. Y con eso estuvo chantajeando todo el tiempo. Pero mientras en Gijón el PSOE representa a esa FSA que no condenó la corrupción y que está salpicada por los sobrecostes de El Musel y por el caso Villa, en Oviedo son personas que no tienen vinculación con esas salpicaduras. Y Somos prefirió apoyar al PSOE antes que dejar a la ciudadanía de Oviedo en manos de la misma derecha que lleva 24 años gobernando con escándalos como el caso de los Palacios.

– ¿Ha hablado con Ana Taboada?

Sí, por supuesto. Antes y después del pleno. El sábado por la mañana hablamos del chantaje que estaba haciendo la FSA y el lunes llamé para felicitarla por su actuación.

– ¿No le ha reprochado nada?

Absolutamente nada. Ha sido muy respetuosa con nosotros y ha entendido perfectamente la situación.

– Pero al final el PSOE ganó una Alcaldía y Podemos ninguna…

Hemos venido a la política para llevar la voz de la gente a los ayuntamientos. Si se puede hacer desde el gobierno, maravilloso. Si no, lo haremos desde donde estemos. Nuestra clave es hacer una política diferente y la haremos desde mañana.

«Queremos que en las empresas públicas estemos todos. También los sindicatos y vecinos»

– ¿Cuáles serán sus primeras peticiones al gobierno municipal?

Queremos que este verano no haya ningún niño sin la debida alimentación y, por lo tanto, tienen que estar abiertos los comedores escolares. También pediremos aumentar el dinero destinado a becas comedor y que se busque cómo colaborar con la compra de material a quienes no les llega la beca del Ministerio para Primaria. Reclamaremos partidas para luchar contra la pobreza energética y ampliar el servicio de catering para mayores a gente de más de 65 o 70 años. Y exigiremos que nadie se quede en la calle por un desahucio. Debe contarse para ello con los pisos municipales y con los que tiene el banco malo. Y si es necesario, el Ayuntamiento debe comprar o alquilar viviendas o buscar otras fórmulas. Pediremos también un plan de apoyo y promoción de las cooperativas de economía social y dinero para las familias desempleadas con más necesidades. Queremos además un giro radical en las políticas de Cultura, contando con la participación de las asociaciones y organizaciones culturales y que las empresas municipales sean democráticas, con presencia en los consejos de todos los grupos municipales, pero también de los sindicatos mayoritarios y de las federaciones vecinales.

Urbanismo

– La próxima semana los portavoces municipales están citados para hablar de Urbanismo. ¿Qué planteará Xixón Sí Puede?

Rechazamos las construcciones en altura en la zona rural y queremos que el plan de El Rinconín, donde defendemos hacer una playa verde, se incorpore al PGO. Pero, sobre todo, pediremos que en el futuro plan de ordenación haya la máxima participación, con consultas ciudadanas.

– ¿Cuántas liberaciones pedirán para su grupo municipal?

No lo hemos decidido. Supongo que dos o tres.

– ¿Será alguna para usted?

No. En principio continuaré en el colegio. No estaré liberado ni cobraré un euro del Ayuntamiento.

 

Foto. . / Daniel Mora

http://www.elcomercio.es/gijon/201506/18/seguire-colegio-estare-liberado-20150618002115.html

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *