Pandora modelada en lava, todo está en Bourdieu


Imagen: Mario Vargas Llosa | EFE

“Pandora ha abierto su ánfora en forma de papeles. Muchos nombres, actuando de la misma manera, en diversos países, de diferentes ramas ideológicas, razas y credos pero compartiendo un proceder que coloca a las élites alejadas de la realidad”.


Antonio Maestre

Se han abierto dos recipientes en el último mes que siendo en apariencia totalmente diferentes están unidos por un vínculo social que permite narrar los males del capitalismo tardío. Una investigación periodística sobre evasión fiscal y un volcán. Pandora se ha modelado en lava en vez de en arcilla para explicarnos con un sencillo ejemplo cómo los males arrecian en la humanidad con diversas formas pero con la misma concepción hesiodica narrada en los mitos.

Hefesto, el dios del fuego, modeló a Pandora, que trajo los males a la tierra. El señor de las forjas que nos ha mostrado toda su fortaleza escupiendo lava sobre los palmeros fue el encargado de dar forma a quien nos trajo dolor y sufrimiento. El poco consuelo que los ciudadanos de La Palma han encontrado ha venido de los servicios públicos, de los bomberos, de la UME, del Instituto Geológico y Minero, de los cuidados que provienen de los impuestos. Mientras, a su vez, asistimos nuevamente a aquellos que quieren privarlos de la única protección ante la furia de la tierra. Pandora ha abierto su ánfora en forma de papeles que muestran a quienes más tienen hurtando consuelo a quienes todo lo han perdido.

Los papeles de Pandora han destapado un nuevo escándalo de elites escondiendo sus fortunas a salvo de las agencias tributarias de su país. Cada uno del suyo, que el internacionalismo marxista se ha olvidado, pero el que practican los ricos es la nueva empatía de clases que no piensa en fronteras ni territorios. No importa que sean indepedentistas como Guardiola que se olvidan del estado opresor para acogerse a la amnistía de Montoro, o creadores de la Tercera Vía socialista como Tony Blair que hacen honor a su legado como mejor creación de Margaret Thatcher. A la hora de actuar defendiendo sus privilegios de ricos no hay banderas ni fronteras, solo un proyecto de clase. De élite extractiva.

Mario Vargas Llosa sabe que quienes permiten estas trapacerías son de los suyos. Se vota bien permitiendo que existan vehículos fiscales que ayuden a los de su posición social a extraer rentas de las clases trabajadoras para llevárselas a una sociedad offshore y así contribuir poco o nada al sostenimiento de los servicios públicos que sirven sobre todo a los que menos tienen. Por eso él es uno de los nombres que aparece en los papeles de Pandora, una semana después de dar lecciones sobre democracia y libertad en la convención de Pablo Casado. Una reunión plagada de corruptos y evasores fiscales que se parece cada vez más a la boda de la hija de Aznar.

Las investigaciones sobre evasión fiscales masivas son paralizantes. Muchos nombres, actuando de la misma manera, en diversos países, de diferentes ramas ideológicas, razas y credos pero compartiendo un proceder que coloca a las élites alejadas de la realidad de la gente común. Una pléyade de nombres que se consumen con indignación y rabia y con la seguridad de que nada cambiará porque los que tienen la capacidad para cambiar esos modos de actuación son los que actúan de ese modo en su propio beneficio. No puede acabarse la elusión fiscal cuando quienes se benefician de ella son quienes tienen capacidad para que acabe. Los paraísos fiscales para los ricos son infiernos fiscales para los pobres, por eso seguirán existiendo hasta el fin del capitalismo.

https://www.lasexta.com/el-muro/antonio-maestre/pandora-modelada-lava_20211005615bfb1f9682600001c5bfb2.html

    2 Comentarios

    1. José Pérez Miranda
      12 octubre 2021 - 10:56

      Me gusta el escrito y como está escrito, su ironía su estilo.

      Aporto un dato: en los paraísos fiscales están escondidos más de 20 billones de dólares. ¡Cuanta hambre, miseria y recortes para los más vulnerables de este mundo!.

      Reply
    2. José Pérez Miranda
      12 octubre 2021 - 12:37

      Los más de 20 billones era una cifra estimada del 2012.

      En la actualidad sobrepasan los 32 billones.

      Reply

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *