PP y PSOE ya tienen su Guantánamo

Con este pacto, Pedro Sánchez acerca al PSOE a la Ley Mordaza, , la futura ley contra el terrorismo yihadista viene a recortar derechos

 

O sea, que el PP y el PSOE han pactado presentar en el Congreso una proposición de ley urgente contra el terrorismo yihadista. Sólo contra el terrorismo yihadista.

 

Pedro_Sánchez_Pérez-Castejón

En resumen, y aun sin conocer esta proposición de ley tan orgánica y tan urgente, se colige que nuestros jueces van a mirar con otros ojos al terrorista yihadista que al terrorista de Albacete o de Bilbao.

Llevado al fútbol, para que nos entendamos todos (ellas ya lo han entendido), es como si la regla del penalti fuera diferente para un jugador árabe que para otro español. No comprendo que se pueda legislar contra el terrorismo yihadista de manera diferente a cómo se legisla contra cualquier otro terrorismo. Debe ser que ando algo corto de defensas, de entendederas, de glóbulos, de fascismo y de racismo.

Es evidente que la acción policial o la investigación judicial tienen que ser distintas cuando te enfrentas a ETA que cuando te encabronas con el Estado Islámico o con una red de narcotraficantes. Si ellos trabajan diferente, tú trabajas diferente. Pero otra cosa es legislar distinto. Disponer licencias policiales extravagantes por simple sospecha de yihadismo. Dictar sentencias diferentes dependiendo de la piel del tytadine. Cerrar fronteras al que lleva barba hipster.

rajoy

Si el pacto de Estado PP/PSOE es un brindis a Saturno, y se legisla algo de esto, ya podemos presumir de ser una superpotencia, como EEUU: los españoles habremos erigido nuestro propio Guantánamo. Un lugar donde el derecho no rige, y un terrorista albino va a ser investigado y juzgado de forma diferente que un terrorista aceitunado (y no hablemos de religiones).

Nuestros dos grandes partidos nos están obligando a elegir entre democracia y miedo. Ellos ya han elegido miedo. Ahora esperan que la gente no sepa qué otra cosa elegir.

Este gran pacto de Estado de PP y PSOE contra el terrorismo yihadista quizá no sería necesario si tuviéramos una policía más numerosa y preparada y con más medios. En sus dos primeros años de Gobierno, ese adalid de la seguridad ciudadana llamado Mariano Rajoy redujo las plantillas de Policía Nacional y Guardia Civil en un 3,5% (5.500 agentes menos, reconoció en mayo de 2014 el Ministerio de Interior).

La primera víctima de este gran pacto de Estado, en todo caso, no es yihadista. Es Pedro Sánchez, que se ha dejado arrastrar por la grandilocuencia de la situación, engañado por Mariano: ahora ya todos sabemos que el PSOE está dispuesto a pactar otra vez con el PP (art. 135) excepciones a la Carta de los Derechos Humanos. Un presunto terrorista yihadista y un presunto terrorista de Albacete no son iguales ante la ley.

Que Mariano Rajoy todavía pueda engañar a alguien ya suena raro. Pero que le haga este trile al líder de la oposición a un año de las elecciones dice muy poco de la talla del casco de Pedro Sánchez. Susurrado sea con todos mis respetos.

Con este pacto, Pedro Sánchez acerca al PSOE a la Ley Mordaza, por mucho que después la desvote parlamentariamente con su inútil minoría absoluta. Sea pequeñita o grande, sea gorda o flaca, la futura ley contra el terrorismo yihadista viene a recortar derechos, pues es una ley de seguridad que crea un gueto: el de sospechoso de yihadista, que lo será cualquier moro. Libertad y seguridad no son antónimos, salvo cuando sumas leyes porque has restado jueces, medios y policías. Que es lo que nos está pasando, señor guardia.

Público.es

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *