Estados Unidos se retiró unilateralmente de varios de los acuerdos de limitación de los arsenales ‎nucleares que había firmado con Rusia. Eso fue un grave error. ‎

El Financial Times acaba de publicar un artículo donde afirma que China realizó, en agosto, un ‎ensayo con un arma hipersónica similar al misil hipersónico ruso Avangard [1].‎

El vehículo chino de planeo hipersónico parece haber sido puesto en órbita alrededor de la Tierra ‎con un cohete del tipo Larga Marcha. Después se aplicó un procedimiento de frenado para su ‎reentrada en la atmósfera terrestre y para efectuar las maniobras correctivas que debían dirigirlo ‎hacia su objetivo final. ‎

El planeador espacial chino podría alcanzar cualquier blanco en cualquier punto del planeta. Su ‎altísima velocidad reduce drásticamente el tiempo de reacción disponible para la defensa ‎enemiga cuando el planeador llega a estar al alcance de la defensa antiaérea, tanto que la ‎posibilidad de interceptarlo es casi cero. ‎

El «escudo antimisiles» de Estados Unidos es incapaz de enfrentar misiles hipersónicos que ‎pueden modificar sus parámetros de trayectoria, o sea que son capaces de maniobrar. Además de ‎hallarse totalmente indefenso ante los misiles hipersónicos, Estados Unidos ni siquiera dispone ‎aún de ese tipo de armamento. ‎

Tratándose de estadounidenses y rusos, por regla general, los 3 o 4 primeros ensayos de armas complejas ‎de nuevo tipo resultan infructuosos. Los chinos lograron su objetivo en el primer ensayo. ‎

Son muchas las interrogantes válidas ante esta nueva coyuntura, principalmente esta: ‎‎¿Hay alguna relación entre el viaje de la subsecretaria de Estado Victoria Nuland a Moscú y ‎el ensayo chino?‎

[1«China’s leap in ‎hypersonic missile technology shakes US intellligence», Demetri Sevastopoulo y Kathlin Hille, ‎‎Financial Times, 18 de octubre de 2021.

https://www.voltairenet.org/article214398.html