Repaso energético global: los precios del petróleo y gas en alza


Foto: Los pronósticos energéticos son alentadores en un escenario post-pandemia (Foto: Gene J. Puskar / AP)

A finales de 2020, el grupo de inversión Goldman Sachs proyectó una visión alcista para el mercado petrolero porque a la vuelta de la esquina iniciaban los preparativos para las jornadas de inmunización para covid-19 en países como Rusia, China y Reino Unido.

Para ese entonces, después de los embates a la demanda del petróleo y las complicaciones con el almacenamiento en el año crucial de la pandemia, los precios en mayo 2020 rondaban 20 dólares el barril. Así que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) tomaba las riendas de apoyo en recortar la producción a 9,7 millones de b/d para contener los grandes impactos en el mercado.

En julio 2021, Goldman Sachs seguía fiel a sus estimaciones y consideraba que el pronóstico del Brent para el verano alcanzaría los 80 dólares el barril, tomando como argumento la reunión de la OPEP donde se acordó impulsar el suministro de petróleo a partir de agosto para enfriar los precios que han subido a máximos de dos años y medio.

Actualmente y de cara al venidero invierno, Europa está sumergida en una crisis gasífera pues los precios de este recurso se incrementaron, si bien la construcción del importante gasoducto Nord Stream 2 culminó hace semanas, su puesta en marcha está pautada para 2022.

Nord Stream.png

Nord Stream 2, proyecto vanguardia de Rusia para Europa. (Foto: Sean Gallup / Getty Images)

Así lo expresó hace semanas el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, que “a pesar de la finalización del gasoducto Nord Stream 2, varios Estados miembros de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos continúan oponiéndose agresivamente al proyecto”.

Aunado a eso, el diplomático ruso informó que “el proceso para obtener los permisos necesarios del regulador alemán está en marcha. Parece que, de acuerdo con las leyes alemanas, este proceso llevará tiempo, creo, unos cuatro meses, hasta principios de 2022”.

Y a esto se le sumó que la compañía petrolera British Petroleum (BP) anunciaba el cierre temporal de algunas estaciones de servicio en el Reino Unido por problemas en el suministro de combustible sin plomo y diésel, los principales tipos de combustibles.

En un comunicado, BP anunciaba que “con la intensa demanda observada en los últimos dos días, estimamos que alrededor del 30% de los sitios en esta red no tienen actualmente ninguno de los principales grados de combustible”.

El impacto se desarrolla en cadena, el dióxido de carbono es utilizado en la producción de alimentos, un subproducto de fertilizantes hechos con gas natural, el transporte en general y entre otros elementos propios de las dinámicas económicas actuales decantan en el alza de precios.

BP colas.png

Los problemas de suministro de gasolina han provocado largas colas en las gasolineras de Reino Unido (Foto: Archivo)

A la fecha, tanto el Brent como el WTI superan la brecha de los 75 dólares el barril y las expectativas son optimistas al alza, incluso el 28 de septiembre el crudo Brent superaba los 80 dólares el barril por primera vez en tres años. En adelante, Goldman Sachs indicó que espera que a finales de año ese marcador marcaría los 90 dólares el barril a razón de lo previamente expuesto en consonancia al déficit de suministro en curso.

World Oil Outlook (WOO) 2021 de la OPEP: perspectivas mundiales de petróleo

Recientemente el Secretario General de la OPEP, Mohammed Barkindo, llevó a cabo la presentación de la 15ª edición del WOO, haciendo la salvedad que lo escrito en ese reporte no son predicciones y que debe considerarse como una herramienta para el análisis.

A continuación señalamos algunas claves al respecto:

  • Se prevé que la demanda total de energía primaria se expanda en un sólido 28% en el período hasta 2045.
  • Se necesitarán todas las formas de energía para apoyar la recuperación pospandémica de manera sostenible.
  • La energía solar, eólica y geotérmica experimentan el mayor crecimiento en términos absolutos y porcentuales, lo que lleva a una participación superior al 10% para 2045.
  • Se espera que el petróleo retenga la mayor parte de la combinación de energía durante el período de las perspectivas, representando un poco más del 28% de participación en 2045.
  • Se pronostica que la demanda mundial de petróleo alcanzará los 108,2 MMb/d para 2045, desde un mínimo de 90,6 MMb/d observado en 2020.
  • Se espera que India sea el mayor contribuyente a la demanda incremental, agregando 6.5 MMb/d entre 2020 y 2045.
  • La demanda de petróleo en el sector de la aviación fue la más afectada por las restricciones de covid-19 en términos relativos, pero se proyecta que se recuperará a largo plazo con una expansión esperada de 5,8 MMb/d hasta 2045.
  • La región de Asia-Pacífico es la principal salida para las importaciones de crudo y condensado, aumentando de 23,5 MMb/d en 2019 a casi 30 MMb/d en 2045. Oriente Medio sigue siendo el mayor proveedor de esta región, aumentando las exportaciones en 4,8 MMb/d durante este período.

El informe plantea que se requerirán 11,8 mil millones de dólares desde este año a 2045 en los sectores upstream, midstream y downstream. Esta valoración hace que el petróleo se proyecte en su posición número uno en la combinación energética mundial, proporcionando el 28% de las necesidades energéticas mundiales para 2045.

grafico opep.jpeg.png

Proyecciones de la recuperación en la demanda del petróleo mundial post-pandemia (Foto: OPEP)

A grandes rasgos, se espera que la demanda global se estabilice después de 2035, es decir, la demanda de crudo mundial tendrá una fuerte recuperación posterior al covid-19 entre 2021-2023, pero alcanzará su punto máximo alrededor de 2040. Igualmente, la OPEP estima que la demanda de petróleo crecerá drásticamente en los próximos años a medida que las economías se recuperen de la pandemia.

La OPEP mantiene la postura sobre impulsar y reforzar las inversiones en la producción de petróleo, porque sin las inversiones necesarias existe la posibilidad de una mayor volatilidad y una futura escasez de energía.

Este argumento contrasta con las consideraciones de la Agencia Internacional de Energía, que en mayo hacían un llamado a apostar a no financiar proyectos petroleros para desarrollar la llamada transición energética y lograr las emisiones netas de carbono cero.

Lo que sí se observa a leguas es que el petróleo a mediano plazo continúa teniendo relevancia en las dinámicas energética globales, si no que lo diga ExxonMobil con sus amplias inversiones en Guyana.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<
https://misionverdad.com/globalistan/repaso-energetico-global-los-precios-del-petroleo-y-gas-en-alza

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *