Wolfgang Streeck: «La desintegración de la UE está en el horizonte»


 

EL FRANKFUTER RUNDSCHAU ENTREVISTA AL SOCIÓLOGO ALEMÁN, WOLFGANG STREECK..

 

Sr. Streeck, en su libro «Entre el globalismo y la democracia» se ocupa de los imperios. ¿Estamos presenciando el canto del cisne de una superpotencia, la de Estados Unidos?

Estamos presenciando el fin del imperio estadounidense y el surgimiento de China, la época de una nueva bipolaridad. Este evento histórico es fundamental para la futura estructuración de los sistemas estatales. Lo ocurrido en Afganistán muestran la pérdida de poder de Estados Unidos. Fue una guerra de 20 años que no pudieron ganar. Después de 1945, los estadounidenses siempre entendieron que no debían perder ninguna guerra. Por ello dejaron morir entre tres y seis millones de personas en Vietnam. Nada puede justificar este genocidio, pero ellos perdieron vergonzosamente esa guerra.

Y se embarcaron en el siguiente desastre … Las intervenciones en Oriente Medio, desde Irak hasta Libia, no han dejado más que caos. Con el Nuevo Orden Mundial de George H. BUSH ( con el fin de la URSS) Estados Unidos ha estado en guerra constante durante 30 años.

La idea predominante era que se había entrado en una fase denominada “el fin de la historia”, pero lo que hubo fue una guerra continua y derrotas permanentes. China no ha librado ni una sola guerra durante este período. Por el contrario, los chinos fueron atacados repetidamente – desde las Guerras del Opio hasta la invasión japonesa de Manchuria – lo que ha dejado profundas huellas en la memoria cultural y política del país. A diferencia de Estados Unidos, los chinos nunca han sentido la necesidad de obligar a otros países a vivir como ellos.

En este momento, estamos contemplando los albores de una nueva Guerra Fría entre Estados Unidos y China. ¿Qué pasará ?

Si me permite, podría responder con una pregunta: ¿China, es un estado-nación que gobierna su economía?, o ¿es una economía que tiende a cruzar fronteras y necesita a su estado como vehículo para su expansión?.

Veamos, creo que probablemente el liderazgo político chino se fortalezca combatiendo a las grandes corporaciones, esto es exactamente al contrario de lo que sucede con Estados Unidos, allí el estado es un instrumento del capitalismo financiarizado, que ocupa otras naciones. Esta diferencia puede conducir a incompatibilidades: Estados Unidos,insistirá en mercados globales libres, mientras que los chinos insistirán en relaciones de comercio iguales y una economía controlada políticamente.

Entonces, ¿qué papel juega el núcleo capitalista occidental ? El capitalismo depende de su expansión; no puede dejar de crecer. Por su parte la economía china necesita sistemas de transporte, hasta Atenas y Duisburg. En comparación con los estadounidenses, las Nuevas Rutas de la Seda siguen siendo una cosa menor; piense en el Canal de Panamá, donde todavía están apostados los soldados estadounidenses.

Por otro lado, la Ruta de la Seda será vulnerable al terrorismo y la agitación nacional. Por lo tanto, los chinos tendrán que proteger sus estructuras logísticas, sus «rutas comerciales». Luego, sabemos que el poder estatal estadounidense sigue la senda de la expansión económico apoyada militarmente. Esto puede resultar peligroso.

¿En qué lugares está el ejército de EEUU en la actualidad?

El ejército estadounidense está presente en alrededor de la mitad de los países del mundo, y el presupuesto de armamentos de Estados Unidos representa alrededor del 40 por ciento del gasto militar mundial. En comparación, los chinos todavía son muy pequeños, cuando se trata de desplegar sus fuerzas armadas. Pero están trabajando para ponerse al día.

De alguna manera tienen que desarrollar su poder militar si quieren adaptarse a la nueva bipolaridad. Es decir, si quieren ser más que un proveedor de bienes de consumo baratos para unos Estados Unidos que se endeudan cada vez más. Aquí es donde comienza la cuestión de la organización de una economía mundial con potencialmente dos monedas: el dólar y el renminbi-yuan. Incluso nuestros políticos de hoy, que son reacios a hablar de temas serios, se preguntan cómo debería encajar Europa en un mundo que ya no es el Nuevo Orden Mundial de George Bush.

¿Y Europa encaja en este nuevo escenario?

Hay dos ideas diferentes en pugna . El lado alemán, ve a Europa como un aliado de Estados Unidos en lucha contra Rusia y China; un estado armado hasta los dientes, una suerte de sub-imperio en un mundo bipolar, una Alemania lista para un nuevo tipo de «choque de civilizaciones».

Francia lo ve de manera diferente: ve a Europa como una tercera fuerza, una fuerza que persigue sus propios intereses en un mundo tripolar en lugar de bipolar, o al menos no como una subdivisión de un Occidente liderado por los Estados Unidos. Por diferentes razones no creo que Alemania y Francia, puedan ponerse de acuerdo en ninguna de estas opciones. De esto concluyo, entre otras cosas, que prevalecerá la tendencia a la flexibilización en el proceso de integración europea.

¿No es peligroso el cambio que se anuncian ?

Ahora en la UE dicen que es necesario crear un ejército europeo como palanca para una mayor integración política. Y algunos políticos fantasean con un ejército de intervención que podría haber continuado en Afganistán, incluso sin los Estados Unidos. O enviar una fragata con el hermoso nombre de “Baviera” al Mar de China Meridional para provocar noches de insomnio al Politburó Chino. Estas son tonterías.

Pero, también son un tipo fantasías de poder mundial muy peligrosas, sin embargo, no hay que preocuparse demasiado. Alemania, que es crucial en Europa, tendrá cuidado de no elegir entre Estados Unidos y Francia. En su era Merkel demostró brillantemente cómo actuar. Ahora, la nueva situación se abre la oportunidad que Europa transite hacia una tercera vía, una vía no imperial. Lo que pasa es que vivimos un doble fracaso, un fracaso de Estados Unidos como potencia mundial y un fracaso de Europa como superestado armado.

Cómo imperio, Europa es un hecho imposible porque tiene dos estados hegemónicos: Alemania y Francia, y ambas naciones no pueden ponerse de acuerdo en puntos cruciales. Una Europa gobernada por Alemania es impensable por razones históricas, una Europa gobernada por Francia sería inaceptable para la principal potencia económica europea, Alemania.

Entonces, ¿ qué pasará con Europa?

En un sistema mundial, en proceso de globalización, los estados soberanos no están intentando unir fuerzas con otros estados soberanos. El número de estados soberanos ha aumentado de 91 en 1950 a 202 en 2010. Hay estados pequeños dondequiera que se mire, Esta es la tendencia pero, los integracionistas europeos sostienen que cuanto más grande, mejor. Por el contrario, lo que se observa es que existe una creciente inclinación hacia la descentralización y la secesión. Esto también se aplica a bloques de estados como la UE; mirad el Brexit y, quizás, el Polexit. En el libro explico las razones de esta tendencia.

De hecho, ya se vislumbra una desintegración de la UE, sería el resultado de demasiada integración. Intervenciones menos profundas y nocivas para la soberanía de los estados podrían detener el colapso; una Europa como sistema regional de estados nacionales que cooperan entre sí en igualdad y de forma voluntaria podría ayudar. En esas circunstancias la UE podría llegar a salvarse.

En lo que respecta a Alemania, nuestro país está en medio de cuatro potencias nucleares: Francia, Gran Bretaña, Rusia y Estados Unidos. De hecho EEUU ha instalado un número indeterminado de ojivas nucleares y sistemas de vectores en suelo alemán. Mientras Alemania apoye la estrategia estadounidense de impulsar un cambio de régimen en Rusia – como potencia no nuclear- dependerá de la protección estadounidense, especialmente porque Francia solo puede usar sus armas nucleares para su propia defensa.

¿Hay razones para criticar a Rusia?.

Posiblemente. Sin embargo, hay muchísimas más razones para ser críticos con Estados Unidos. Independientemente de esto, uno debería preguntarse si se quiere participar en una política exterior que, tiene como objetivo nada menos que derribar el gobierno de una potencia nuclear vecina. En este contexto, tampoco puedo entender por qué se envían fragatas al mar de China.

¿Cuál es su valoración de la era Merkel?

Señaló en mi libro que en la década de 1990 los partidos de derecha habían perdido la capacidad de mantenerse unidos con una síntesis de un capitalismo paternalista y anticomunismo: el capitalismo ya no era el mismo, se había convertido en neoliberal y patriarcal. El orden familiar se rompió y el comunismo desapareció de un horizonte cercano.

Los partidos de centro derecha en todas partes perdieron votos, especialmente entre las mujeres y la generación más joven, y sus élites e ideologías políticas tradicionales se estaban desintegrando.

Angela Merkel fue la respuesta ideal a esta situación: no pertenecía a ninguna de las antiguas camarillas de la CDU / CSU de Alemania Occidental. Era protestante y una mujer que había crecido en el feminismo de la RDA. Para la CDU / CSU llegó como un regalo caído del cielo, indispensable y aterrador al mismo tiempo.

Merkel, fue capaz de introducir un nuevo estilo político, no ideológico, orientado únicamente al mantenimiento del poder, orientado hacia una nueva clase media, podríamos decir «situacionista»: primero neoliberal, luego socialdemócrata; primero pro-energía atómica, luego contra la energía atómica; primero pro-apertura de las fronteras, luego estableciendo «un acuerdo» multimillonario con Erdogan para evitar la llegada de emigrantes.

En el pasado, cuando la política aún era ideológica, esta volatilidad habría sido impensable; los votantes y los miembros del partido habrían pedido algo parecido a la coherencia. Sin embargo, uno de los resultados de los 16 años de Merkel es que su partido, la CDU, está ahora agotado, sin programa, sin sustancia intelectual o política. Merkel era lo único que le quedaba a la CDU después del fin de la vieja política de Alemania Occidental


    Fuente(s):
  • https://observatoriocrisis.com/2021/10/20/wolfgang-streeck-la-desintegracion-de-la-ue-esta-en-el-horizonte/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *